esen

Capilla Románica

 

La gran tarea humana que se dan los papas de los siglos XI, XII y XIII fue mejorar el mundo por medio de la ciencia y el derecho. Para conseguirlo inician una revolución de la que surge una nueva civilización, síntesis entre Atenas, Roma y Jerusalén.

En esta revolución, los razonamientos científicos y jurídicos se pusieron al servicio de la ética bíblica y del sentido del progreso de la humanidad. Las Sagradas Escrituras fueron el punto de convergencia de toda la cultura de la época y la fe se convirtió en el medio para desarrollar en plenitud la naturaleza humana racional.