esen

Palacio del Arcediano

 

Durante los siglos XI, XII y XIII se crea una nueva conciencia respecto del valor de la acción humana, realzando la responsabilidad del hombre: realmente importa lo que haga cada uno para bien o para mal. El hombre participa en su propia salvación y en la transformación de la sociedad. Pero, para transformar el mundo, hay que conocerlo y hay que saber organizarlo. Por eso se recupera la ciencia griega y el derecho romano.