esen

Pórtico bajo

 

La revolución papal de los siglos XI, XII y XIII comienza con la Reforma Gregoriana (1073). Esta reforma supuso una profunda renovación y su efecto más inmediato fue la liberación de la Iglesia del poder de los reyes y señores feudales.

Se inició una nueva época en la que la fe se vivía de forma diferente:

«La religión y su acatamiento no responde a la autoridad del soberano, sino a la de la fe. Esta sociedad que emerge cree en sí misma y en su futuro» Erlande-Brandenburg.